viernes, 23 de mayo de 2014

Videgaray y su equipo inyectan desconfianza en los inversionistas al “equivocar” proyecciones, dicen analistas

 

Videgaray y su equipo inyectan desconfianza en los inversionistas al “equivocar” proyecciones, dicen analistas Por: Juliana Fregoso - mayo 23 de 2014 - 0:05

Se espera que Hacienda oficialice hoy el recorte al estimado de crecimiento. Foto: Cuartoscuro Se espera que este viernes la Secretaría de Hacienda oficialice el recorte a su estimado original de crecimiento para 2014, previsto en 3.9 por ciento. Foto: Cuartoscuro Ciudad de México, 23 de mayo (SinEmbargo).– Los recientes recortes de analistas, bancos, instituciones internacionales y del Banco de México (Banxico) al porcentaje original de crecimiento económico estimado por el gobierno de Enrique Peña Nieto para este año [3.9 por ciento], y el resultado preliminar del avance del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de 2014, muestran que el equipo económico dirigido por Luis Videgaray Caso se equivocó en sus cifras y estrategia por segundo año consecutivo, consideraron expertos en economía y finanzas. Estas equivocaciones en el estimado del crecimiento de México ponen en evidencia “errores en la forma de comunicar las cifras económicas”, lo que agudiza la decepción de los inversionistas nacionales y extranjeros que mantienen parados sus proyectos ante la falta de certidumbre, coincidieron. El miércoles pasado, en una rueda de prensa para dar a conocer el “Informe de inflación enero-marzo 2014” , el Gobernador de Banxico, Agustín Carstens Carstens, anunció que la institución había ajustado a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía para este año a un rango entre 2.3 y 3.3 por ciento, menor al estimado previamente y que situó entre 3.0 y 4.0 por ciento. Para 2015, el Banco Central mantuvo sin cambio su pronóstico de crecimiento económico, al que ubicó en un rango de entre 3.2 y 4.2 por ciento. Agustín Carstens explicó que aunque la parte más importante de la desaceleración de la economía ya se dio y hacia adelante se espera un crecimiento más vigoroso, los datos del primer trimestre de 2014 llevaron a la revisión del pronóstico del banco central para este año. Ayer, el Subgobernador del Banco de México, Manuel Sánchez González, adelantó que, de acuerdo con cifras preliminares de esa institución, el crecimiento del PIB para el primer trimestre del año se ubicará en 0.6 por ciento. El 19 de mayo pasado, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, planteó a la prensa que ante los recortes en los estimados difundidos hasta entonces por diversas entidades privadas e instituciones internacionales será hoy, 23 de mayo, cuando se tome una determinación. “Como lo hemos dicho desde hace ya varias semanas, la Secretaría de Hacienda esperará a que se dé a conocer el Producto Interno Bruto del primer trimestre el próximo viernes y decidiremos entonces si hacemos algún ajusto en nuestra estimación de crecimiento para 2014”, dijo en esa oportunidad. Las expectativas sobre el anuncio que este viernes realizará la Secretaría de Hacienda no son positivas, ya que se espera la confirmación de un recorte a las previsiones de crecimiento económico en el país para 2014. “Las proyecciones de crecimiento del año tenían una expectativa muy alta y eso nos pasó en 2013. Las cifras oficiales tanto de gobierno como de las dependencias han incurrido en ese error o en esa práctica de poner una expectativa muy alta, con lo que es más complicado explicarle al mercado por qué no se cumplió”, consideró Juan Musi Amioni, director general de de Somoza Musi y Asociados. “El dato –que se dará hoy– va a ser malo, pero el mercado ya lo tiene digerido y asimilado; la única sorpresa es que viniera más malo todavía. Una cifra por debajo del 2 por ciento sería más mala de lo que pensamos”, expresó Musi Amione. En tanto, Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico de CIBanco, consideró que el anuncio de Banxico pone en alerta a los inversionistas, ya que su estimado a la baja fue mayor al calculado. “Se pensaría que los ajustes más fuertes ya se habían dado, pero este bajón fue más agudo. Creo que lo más serio, antes de seguir adivinando, sería esperarse al segundo trimestre”, dijo. LO QUE SE ESPERA Ambos analistas calcularon que el nuevo estimado de crecimiento para el año será de entre 2.5 y 3.2 por ciento. Sobre el resultado del primer trimestre, el estimado de los analistas era en promedio de 2 por ciento; sin embargo, el anuncio del Subgobernador del Banco Central modificó sus expectativas. “Vamos a ir revisando con más calma, es más prudente esperar el reporte del PIB… pero nos sorprendió que bajó más de lo que hubiéramos esperado”, expresó Gordillo Arias. Los expertos advirtieron que, históricamente, durante el primer trimestre el crecimiento no suele ser tan bajo, como lo estima Banxico. Sin embargo, la economía mexicana puede haberse visto influida por la baja en el consumo en Estados Unidos, derivada de un crudo invierno que dejó toneladas de productos varados en puertos, lo que a su vez provocó un aumento en los inventarios. Con el cambio de estación, añadieron, se espera que las mercancías lleguen a su destino y que el consumo se reactive, lo que se verá reflejado en México hacia el segundo o tercer trimestre. En el primer trimestre de 2013, el crecimiento fue 0.57 por ciento y en el segundo de 1.45 por ciento. A pesar de los malos resultados del primer trimestre de este año, los analistas mantienen el optimismo para el segundo trimestre. “No sabemos si el crecimiento va a pasar del 3 por ciento, pero sí se va a notar una reactivación”, dijo Gordillo. Mientras que los estimados de Musi, para el segundo trimestre, son también de resultados negativos, con la previsión de que hacia el tercer y cuarto trimestres el crecimiento puede llegar al 4 por ciento, para quedar en un promedio de 3.2 por ciento. COMPETITIVIDAD, POR LOS SUELOS México perdió nueve lugares en el Índice Mundial de Competitividad. Foto: Cuartoscuro. México perdió nueve lugares en el Índice Mundial de Competitividad. Foto: Cuartoscuro. El reporte de Competitividad Mundial del Instituto Internacional para el Desarrollo Administrativo (IMD, por sus siglas en inglés) mostró ayer cómo México perdió nueve lugares en el ranking mundial de competitividad y bajó al lugar 41 del 32 que ocupaba el año pasado. “El 2013 ha sido un poco decepcionante para México en términos de crecimiento del Producto Interno Bruto y algunas otras cifras macroeconómicas”, dijo Arturo Bris, director del Centro de Competitividad Mundial del IMD. México perdió en todos los rangos que son evaluados para sacar el promedio, sobre el que se realiza el ranking. En Desempeño Económico bajó al lugar 18, desde el 14. En el de Eficiencia Gubernamental pasó al 41 cuando se encontraba en el 29. En el de Eficiencia de Negocios llegó 41, desde el 33. En Infraestructura perdió menos: de 51 a 49. El descenso se debió también a factores indirectos como la recuperación de los países europeos que en el pasado, cuando tuvieron su crisis financiera, hicieron que México escalara posiciones. Bris expresó que el país tuvo un crecimiento económico “decepcionante, pese a los beneficios que se esperaban del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de Norteamérica)”, aunque recalcó que “los expertos coinciden en que se trata de un declive temporal dentro de una tendencia positiva en general”. En un sondeo realizado entre ejecutivos de distintos países, las mayores fortalezas que éstos observaban en México son su mano de obra bien formada, costos competitivos, su dinamismo económico y el entorno propicio para los negocios

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/23-05-2014/1001079. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX