lunes, 11 de marzo de 2013

La fortuna de mexicanos Forbes 2013 asciende a 148,500 millones de dólares; se podría pagar la deuda externa de México dos veces.

15 multimillonarios… ¿Y todos los demás?

 

La estadística de pobreza por ingresos incluyó a 60 millones de personas en México al concluir 2012; la fortuna de los 15 empresarios más ricos del país equivale a 90% de las reservas del Banxico.

Por: Isabel Mayoral Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La lista de los millonarios de Forbes pone el ‘dedo en la llaga' de la extrema desigualdad del reparto de la riqueza en México, que aumentó durante el sexenio de Felipe Calderón y que es uno de los retos a superar en la administración de Enrique Peña Nieto.

En su edición 2013, el ranking dado a conocer la semana pasada por la revista estadounidense ubica al empresario mexicano Carlos Slim Helú como el hombre más rico del planeta, por cuarto año consecutivo, con una fortuna estimada en 73,000 millones de dólares. Sin embargo, cinco compatriotas se ‘estrenaron' como multimillonarios en la lista.

Son 15 mexicanos en total quienes forman parte del ranking y quienes concentran una fortuna combinada por 148,500 millones de dólares, de la cual Slim Helú aporta 49.15%. El grupo de 15 compatriotas tiene el equivalente a casi 90% de las reservas internacionales del país, que al 5 de marzo pasado ascendieron a 165,000 millones de dólares, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

Asimismo, tan solo la fortuna de Slim Helú podría pagar la totalidad de la deuda externa de México, que al cierre de enero de 2013 ascendió a 66,200 millones de dólares, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y aún le sobraría poco menos de 10% de sus recursos, es decir unos 6,800 millones de dólares.

México no es un país pobre, es la catorceava economía del mundo, pero sí una nación de pobres en donde la pobreza por ingresos pasó de 57.7 millones de personas en 2011 a 60 millones al finalizar 2012, estima el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tec de Monterrey campus Estado de México, José Luis de la Cruz.

La lista de Forbes "habla de que la inequidad en el país se mantiene y, en un momento dado, hasta se profundiza. El hecho de que se tenga esta división entre un pequeño segmento de personas muy ricas y uno muy amplio de personas pobres y muy pobres, habla de que el problema en el país no es en sí la generación de riqueza, sino también como se divide la misma", indica.

Poder adquisitivo en picada

El mercado laboral no está distribuyendo esta riqueza de manera equitativa debido a los bajos salarios, indica el economista del ITESM.

El promedio que se paga en México es de 2.5 y 3 salarios mínimos, pero alrededor de 6.7 millones de personas cuando mucho ganan un salario mínimo de alrededor de 60 pesos diarios; otros 10 millones perciben 2 salarios mínimos diarios, mientras que entre 5 y 6 millones de trabajadores obtienen por su jornada entre 2 y 3 salarios mínimos, dice el investigador del Tec de Monterrey.

"Si lo juntamos con la población que no recibe ingresos, en esencia estamos hablando de más de 20 millones de mexicanos que tienen una ocupación y cuando mucho ganan 3 salarios mínimos", señala.

Todo ese espectro de población tiene un poder adquisitivo, medido en salarios mínimos, menor al que se alcanzó a mediados de los años setentas cuando tuvo su nivel más alto. A partir de ahí ha perdido fuerza y tendría que aplicarse una política que incentive salarios para alcanzar el poder adquisitivo de hace 30 años.

"Durante los últimos 20 años se han aplicado políticas de control de la inflación en donde la variable de ajuste ha sido precisamente el control salarial", dice De la Cruz.

Más riqueza = concentración de mercado

El sistema de organización económica y las regulaciones que hay en México han favorecido la dominancia de grupos monopólicos y oligopólicos, agrega el director de la carrera de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey campus Santa Fe, Raymundo Tenorio Aguilar.

"Los empresarios se han beneficiado de la forma en que estamos organizados económicamente y la regulación favorece la dominancia de estos grupos; esperemos que lo que ofrece el Pacto por México favorezca rápidamente el cambio en estas leyes, que los propios políticos crearon en su momento, para que pueda abrirse a la competencia y esta dominancia se traduzca en un mejoramiento en el bienestar de los mexicanos", subraya.

Aclara que no es malo que existan ricos en un país, lo que sí es que debe haber una mejor distribución de la riqueza sin que signifique que tengan que repartirla. "La riqueza se reparte a través del mecanismo de competencia y con empleo", aclara.

De la Cruz coincide en que la concentración de riqueza es porque hay dominancia en sectores productivos muy importantes, que es algo que en el corto plazo no se puede revertir por decreto. Ante ello, hay que buscar opciones para que esta distribución de la riqueza se logre vía el mejoramiento de las condiciones laborales, pues los incentivos que se tienen a partir de la nueva ley laboral son muy bajos.

Para juntar 70,000 mdd hay que trabajar 5 años

Los 6.7 millones de mexicanos que cuando mucho ganan un salario mínimo tendrían que trabajar 5.7 años para juntar los 73,000 millones de dólares que representa la fortuna del empresario más rico del mundo, puntualiza De la Cruz.

Mientras que en Estados Unidos el 1% de la población concentra casi la mitad de las acciones, bonos y fondos de inversión de ese país, según Bruce Watson, del Daily Finance, esos 15 mexicanos de la selecta lista de Forbes representan 0.0001% de la población mexicana y su fortuna medida por el valor de capitalización de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a junio de 2012 fue equivalente a casi 42%.

SI bien esta riqueza es medida por el patrimonio que representa en términos del capital accionario en el mercado de valores, resulta contrastante en un país en el que hay más de 50 millones de mexicanos pobres, pero son 14 millones en pobreza extrema cuyo ingreso de un día no les alcanza ni siquiera para la canasta alimentaria básica, agrega Raymundo Tenorio.

De acuerdo con los datos más recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el mexicano más pobre llega a percibir un ingreso hasta 27 veces menor que el del más rico, en promedio, situación que también se presenta en Chile.

Si bien entre los países miembros de este organismo el ingreso promedio del 10% más rico de la población es alrededor de nueve veces el del 10% más pobre, esta proporción es mucho más baja en naciones nórdicas, pero se eleva a 14 veces a 1 en Israel, Turquía y EU, y a un nivel alto de 27 a 1 en Chile y México.

La fortuna de 148,500 millones de dólares de los 15 compatriotas multimillonarios equivale a 40% de las exportaciones de México al cierre de 2012, que fueron de casi 371,000 millones de dólares. La fortuna de Carlos Slim Helú equivale a la producción total de Ecuador, Uruguay o Croacia.

"La riqueza del empresario Slim Helú sería equivalente a 8% o 9% del PIB de México, porcentaje similar a lo que produce el sector agropecuario o poco menos a lo que genera el sector turismo en México", subraya Tenorio.

FUENTE: http://www.cnnexpansion.com/economia/2013/03/10/forbes-carlos-slim-millonarios